Trituración:

En Homeopatía dinamizar por trituración se entiende la operación que se realiza mezclando por frotamiento, en el mortero, la droga en un vehículo inerte, en proporciones y técnicas determinadas.
Se realizan al 1% o al 10%, siguiendo indistintamente la escala centesimal o decimal.
El vehículo es el azúcar de leche y la droga puede provenir de los tres reinos.
Los útiles a emplear son: mortero de porcelana con pilón del mismo material, espátula de hueso, porcelana o acero inoxidable y tamices.
Para efectuar la trituración conviene operar en buen ambiente, exento de polvo atmosférico.

Cuando se utilizan sustancias al estado seco, es conveniente que estén perfectamente pulverizadas; para ello conviene efectuar previamente una reducción de tamaño de sus partículas por cualquiera de los métodos generales de pulverización, seguida posteriormente de la tamización.

MANUAL OPERATORIO
F.H.W.S.
Adopta el criterio de Hahnemann, cuyas reglas fundamentales se hallan en la 2º Edición de las “Enfermedades
crónicas”.
Se pesa la droga y el vehículo según la escala elegida y la cantidad de trituración a preparar. Las proporciones de
peso establecidas son:
Para la escala centesimal: se toma 1 parte en peso de droga y 99 partes en peso de lactosa.
Para la escala decimal: 1 parte en peso de droga y 9 partes en peso de lactosa.
Dividir la lactosa en tres tercios.

Colocar en el mortero una pequeña cantidad del primer tercio y trabajar con el pilón, con el objeto de tapar las
porosidades de la superficie del mortero.

Colocar la sustancia y mezclar con la ayuda de la espátula.
Colocar el resto del primer tercio y comenzar la trituración de la siguiente manera:

Triturar durante 6 minutos. La técnica consiste en movimientos con el pilón, que comienzan en el centro del mortero y describen primero círculos pequeños cuyo diámetro se aumentará cada vez que se haga un movimiento circular completo hasta llegar a la pared del mortero, entonces se comienzan movimientos reduciendo el diámetro del círculo hasta llegar al centro nuevamente.

Raspar con la espátula el pilón y el mortero durante 4 minutos.
Triturar nuevamente 6 minutos.
Raspar otros 4 minutos.
Queda terminado el primer tercio; duración 20 minutos.
Agregar el segundo tercio de lactosa.
Triturar 6 minutos.
Raspar 4 minutos.
Triturar 6 minutos.
Raspar 4 minutos.
Queda así terminado el segundo tercio en otros 20 minutos de trabajo.
Agregar el último tercio de lactosa a lo anterior. Con el total se procede igualmente:
Triturar 6 minutos.
Raspar 4 minutos.
Triturar 6 minutos.
Raspar 4 minutos.
Queda terminada la primera trituración, decimal o centesimal. Total de la operación: 1 hora de trabajo.
Para efectuar la segunda trituración se toma como punto de partida la primera. Así tenemos que:
Para la escala decimal: 1 parte en peso de la primera trituración decimal en 9 partes en peso de lactosa, constituye la 2X trit.
Para la escala centesimal: 1 parte en peso de la primera trituración centesimal en 99 partes en peso de lactosa, constituye la 2C trit.
Se procede con la misma técnica que la primera trituración. Duración: una hora de trabajo.

La tercera trituración la efectuamos partiendo de la segunda, procediendo exactamente igual que en las dos anteriores, tomando las partes proporcionales en peso establecidas para la escala decimal o centesimal, respectivamente. Como vemos, para obtener una tercera trituración necesitamos 3 horas de trabajo.

El diámetro del mortero ha de ser proporcional a la cantidad de dinamización a efectuar, de tal manera que permita hacer una perfecta trituración.

El movimiento del pilón ha de ser continuo y de un ritmo uniforme durante el triturado.

Debe emplearse una cierta fuerza, uniforme durante toda la operación, pero no tan fuertemente, que se adhiera demasiado la lactosa a las paredes del mortero, y no se puede raspar en los 4 minutos establecidos.