Sucusión

Es una agitación, que infunde a la sustancia el “dinamismo o energía dinámica” y consiste en golpear el frasco después de cada dilución  correspondiente. Estos golpes se hacen con movimientos de arriba hacia abajo, sobre una superficie resistente y elástica. (Como la de un libro).

El número de sucusiones por potencia varía: Hahnemann efectuó de 2 a 12, y en la 6º Edición del Organón pasó a 100.

Korsakov utilizaba 200,

la FHWS tomó 10, al igual que la HAB, mientras que la Farmacopea Francesa, la Farmacopea Homeopática Brasilera II edición y la Farmacopea Homeopática de México, 100.